FANDOM


En obras
En Construcción

Esta página está en construcción por Ryujin Ackerman.
Por favor, antes de realizar correcciones mayores o reescrituras, contacta con este usuario en su muro de mensajes para poder coordinar la redacción.

La Invasión de la Muralla Rose se produjo cuando cuando el Titán Bestia transformó a varios habitantes de Ragako en titanes. Debido a la naturaleza de lo ocurrido, el ejército asumió que los titanes había atravesado Rose, pero ninguna brecha fue encontrada. Tras ello, los titanes Acorazado y Colosal intentaron capturar a Eren Jaeger. Eventualmente, Eren fue rescatado, aunque al costo de varias vidas, y la Muralla Rose fue declarada como zona segura una vez todos los titanes en su interior fueron eliminados.

AntecedentesEditar

Tras el fracaso de la expedición número 57, la Legión de Reconocimiento fue llamada al distrito interior para entregar a Eren Jaeger al comando de la Policía Militar según el acuerdo hecho en el juicio anterior. Sin embargo, Erwin Smith ideó un plan secreto para capturar a Annie Leonhart, una graduada de la tropa de reclutas 104 en el distrito Stohess.

Con las identidades del Titán Colosal y el Titán Acorazado aún desconocidas, Erwin reveló información acerca de la operación solo a sus subordinados mas confiables, con el fin de evitar que Annie recibiera ayuda de sus aliados. Aquellos reclutas recién incorporados a la Legión de Reconocimiento que no participaron en la operación en Stohess fueron llevados a una base remota en la muralla Rose mientras permanecian bajo la vigilancia de Mike Zacharius y un pelotón bajo su mando.

La invasiónEditar

Aparición de los titanesEditar

Por motivos desconocidos, Zeke Jaeger (el jefe de los guerreros de Marley) se infiltró en la muralla Rose. Tras adentrarse en este territorio, Zeke se dirigió al pueblo de Ragako en la región suroeste del muro y allí convirtió a los residentes del lugar en titanes, los cuales comenzaron a vagar dentro de las murallas bajo el mando de Zeke.

Algunas horas después, Mike detecto a los titanes por medio de su aroma. Rápidamente envió a Thomas para advertir a los ciudadanos del distrito Ehrmich en la muralla Sina sobre la invasión y entregar un reporte de la situación a Erwin, quien se encontraba en Stohess. Thomas se marchó inmediatamente después de que Nanaba informara sobre la aparición de los titanes a los reclutas que se encontraban ahí, inmediatamente los soldados se pusieron en marcha para evacuar a los pueblos cercanos.

Mike dividió a los soldados presentes en cuatro equipos que se dispersarían por todos los puntos cardinales. La dirección de la que provenían los titanes hizo suponer que la supuesta brecha se encontraba en el suroeste de la muralla Rose, entre los distritos Klorva y Trost. El equipo sur fue asignado para evaluar las condiciones del muro y hallar la ruptura que habría ocasionado el ingreso de los titanes, el recorrido inicio desde Trost con dirección al occidente, el equipo oeste haría lo mismo aunque partiendo desde Klorva con dirección al sur.

Cuando los equipos se dispersaron, un total de nueve titanes se dirigieron a ellos a cierta velocidad. Mike decidió enfrentarlos para que las tropas pudieran ganar algo de tiempo, dejándolas a cargo de Nanaba. Tras asesinar a cinco de los nueve titanes, Mike observo desde lejos al Titán Bestia. Debido a su comportamiento y a sus rasgos físicos, Mike lo considero un excéntrico.

Desconcertado, Mike observó como el Titán Bestia tomó a su caballo para luego arrojárselo. Tras el impacto, Mike cayó directo hacia un titán que empezó a devorarlo. Antes de que pudiera ser comido, el Titán Bestia se acercó a Mike para hacerle unas preguntas y al no obtener respuestas, Zeke opto por tomar el EDM3D de Mike y marcharse de ahí, dejando que los titanes mataran a Mike.

Cinco horas después de la invasión, Sasha Blouse junto a su equipo observó pisadas de gigantes con rumbo hacia el norte. Tras llegar a una pequeña aldea, Sasha salvo a una niña de un titán de 3 metros y posteriormente se unió a una caravana liderada por su padre para difundir información sobre el avistamiento de los titanes a las aldeas aledañas. Siete horas después, el equipo occidental liderado por Nanaba esparció con éxito la noticia sobre la aparición en todos los poblados cercanos y tras ello viajaron al sur para buscar la brecha.

Ocho horas después, Thomas llego a Ehrmich y advirtió a los ciudadanos sobre la aparición de los titanes en el muro Rose. Continúo con su viaje a Stohess y una vez allí comunicó a Erwin y sus subordinados sobre la invasión, al mismo tiempo, el equipo sur logro llegar a Trost para alertar al comandante Dot Pixis de la irrupción. Una unidad de las tropas estacionarias dirigida por Hannes fue enviada para ayudar a la legión de reconocimiento a encontrar el agujero del muro Rose, mientras que a la primera división de las tropas estacionarias conducida por el capitán Kitz Weilman se le asignó la tarea de formar una línea de defensa en el este para prevenir el avance de los titanes por toda la zona.

Nueve horas después de la invasión, la línea defensiva de la primera división fue establecida con éxito mientras que el equipo de Hannes se encargaba de buscar la brecha. Mientras tanto en el área sur del muro Rose, el equipo de Gelgar encontró las ruinas de Ragako. Desesperado, Connie Springer buscó a su familia con la esperanza de que alguno de ellos estuviese vivo. Sin embargo, no se encontraron sobrevivientes y lo que era aún más extraño, no había cadáveres ni rastros de sangre en el lugar y los caballos aún permanecían en los establos. Muchas casas en el sitio parecían haber sido destruidas desde el interior por algún tipo de explosión. Tras investigar, Connie vio a un titán de extremidades cortas sobre las ruinas de su vieja casa, preguntándose cómo llegó ahí.

Para calmar un poco al angustiado Connie, Lynne propuso que los aldeanos del lugar habían conseguido evacuar a tiempo y de forma segura pero Gelgar, Reiner Braun y Bertolt Hoover permanecían escépticos ante la escena. Antes de abandonar Ragako y continuar con la investigación, el titán le dijo a Connie: "Bienvenido a casa".

Once horas después de la invasión de los titanes había caído la noche, los equipos oeste y sur se habían encontrado y para su sorpresa, ninguno de ellos encontró la brecha en el muro. Se propuso una segunda búsqueda pero los soldados estaban muy agotados como para continuar con la operación, lo que haría ineficaz otra investigación. Ambos equipos decidieron pasar la noche en las ruinas del Castillo Utgard para descansar, pues la ausencia de luz solar debilitaría a los titanes y ellos no estarían en peligro de ser devorados.

Doce horas después, Thomas llego al distrito Stohess y advirtió a los líderes de la legión de reconocimiento sobre la invasión. Los participantes de la operación para capturar a Annie partieron de inmediato al distrito Ehrmich para ayudar en la evacuación de los civiles del muro Rose. La líder de escuadrón Hanji Zoe, opto por llevar al pastor Nick del culto de las murallas con ellos, debido a su aparente conocimiento sobre el titán que fue descubierto dentro de la muralla tras el operativo en Stohess. Durante el camino a Ehrmich, Hanji discutió con Eren sobre la posibilidad de usar el mismo poder de endurecimiento de la Titán Hembra para poder sellar el agujero en Shiganshina.

Dieciséis horas después, la legión de reconocimiento llego a Ehrmich. Una vez que Nick presencio la dura realidad que tenían que enfrentar los refugiados tras la invasión de los titanes, Hanji le pidió información por segunda vez y Nick nuevamente se negó a hablar, pero les dio información sobre alguien que podría darles las respuestas que buscaban. Esa persona era Krista Lenz, antigua recluta de la tropa del ciclo 104 y miembro de la legión de reconocimiento en aquel entonces. Tras recibir dicha información, varios soldados liderados por Hanji partieron de Stohess para ayudar en el campo de batalla mientras que otro escuadrón liderado por Erwin partió hacia Trost para analizar la situación junto con el comandante Pixis.

Antes de partir, Hanji recibió unos documentos con los antecedentes de Annie Leonhart de acuerdo a lo solicitado, descubriendo que ella provenía de la misma zona que Reiner Braun y Bertolt Hoover. Aunque la conexión entre los tres fue cuestionada, Armin había recordado que Annie durante la expedición 57 había cambiando de rumbo tras su encuentro con Reiner, dándose cuenta de que él podría haberle informado sobre la verdadera ubicación de Eren en la formación. Con la posibilidad de que Reiner y Bertolt fueran los cómplices de Annie, todos los presentes acordaron no hablar sobre el asunto hasta que ambos sospechosos fuesen capturados en algún lugar apropiado para ello. Diecisiete horas después, el escuadrón de Hanji fijó su rumbo al Castillo Utgard.

Asedio en el Castillo UtgardEditar

Durante su estadía en el castillo utgard, las tropas descubrieron que el lugar fue habitado en el pasado por una o más personas de origen desconocido. En el castillo se encontraron varios objetos y suministros dejados atrás, con etiquetas marcadas en un idioma misterioso. Los reclutas discutieron sobre los acontecimientos ocurridos ese día mientras Connie mencionaba que el titán hallado en su casa tenía un extraño parecido con su madre, Reiner e Ymir encontraron la comparación muy estúpida.

Ymir se alejó del grupo para buscar algo de comer entre los suministros abandonados, Reiner la encuentra y abren una conversación, en su búsqueda, Ymir consigue una lata de arenque, cuya etiqueta también contiene aquella escritura desconocida que ninguno de los soldados (incluido Reiner) pudieron entender, pero que Ymir lee con toda claridad. Asombrada, Lynne vio a una horda de titanes bajo la luna llena acercándose al castillo y llamó a los soldados. Nanaba ordenó a los reclutas, quienes no contaran con su EDM3D, permanecer dentro del castillo mientras los soldados se enfrentaban a los titanes.

Durante el combate, los titanes más pequeños lograron entrar a la torre. Lynne ordeno a los reclutas construir barricadas para evitar que se adentraran más en el castillo, Reiner descendió por las escaleras mientras los otros bloqueaban las entradas. Casi fue atrapado y comido por un titán hasta que Bertolt llegó para rescatarlo, los demás reclutas usaron un viejo cañón para bloquear la puerta y en el intento un titán pequeño logro pasar por ella, estando apunto de devorar a Connie. Reiner lo salvó empujando al titán por la ventana, resultando herido en el proceso. Fuera del castillo, Nanaba y Gelgar continuaban luchando contra los titanes mientras Lynne y Henning subían a la cima del castillo para verificar el estado de los reclutas. En ese momento, el Titán Bestia arrojó varias rocas desde el muro Rose al castillo utgard, las cuales impactaron en la cima de la torre matando a Lynne y a Henning.

Después de pasar varias horas luchando, los EDM3D de Nanaba y Gelgar se quedaron sin gas y debido a que ya estaban muy agotados como para seguir combatiendo, fueron devorados por los titanes. Con todos sus superiores caídos en batalla, los reclutas no tuvieron más opción que refugiarse en la cima de la torre. Notando que la situación era desfavorable, Ymir recordó una promesa que le hizo a Krista hace algún tiempo: el día que Ymir revelara su secreto, Krista le diría su verdadero nombre. El sol comenzó a salir y en ese momento Ymir se arrojó hacia los gigantes que yacían en los alrededores del castillo mientras se hacía un corte en la mano con un cuchillo, transformándose en titán. En el suelo, Ymir en su forma de titán comenzó a matar e incapacitar a los otros titanes, Reiner y Bertolt de inmediato la reconocieron como el monstruo que devoró a su compañero Marcel cinco años atrás.

La batalla de Ymir contra los titanes empezó a dañar la estructura del castillo y ella en vez de seguir luchando, decidió dejarse vencer para impedir que Krista cayera al suelo. Ella desde arriba le dio palabras de ánimo a Ymir para que no se rindiera sin importar que el edificio se derrumbara, Ymir subió a la parte superior de la torre y le dijo a los reclutas que se montaran en su espalda si querían vivir, y el castillo utgard se derrumbó sobre la horda de titanes. Sin embargo, estos sobrevivieron al impacto e Ymir claramente superada, trato de combatirlos, en ese momento llegaron los refuerzos de la Legión de Reconocimiento y mataron a los titanes restantes. Ymir fue separada de su cuerpo de titán y entonces Krista le reveló su verdadero nombre: Historia Reiss, tras ello Ymir quedo inconsciente.

El regreso del enemigoEditar

Después de la batalla en el castillo utgard, los equipos de investigación se reagruparon en el muro Rose. Historia apoyó el bienestar de Ymir a pesar de sus poderes y Hanji pidió a su equipo que fuese llevada a Trost para recibir atención médica. Poco después, Hannes y su equipo se encontraron con la Legión de Reconocimiento para informar que no se halló ningún agujero en el muro, entonces Hanji y los demás líderes de escuadrón acordaron que los soldados debían dirigirse a Trost y esperar órdenes allá. Mientras, Reiner y Eren estaban sosteniendo una conversación y el primero decidió revelarle su secreto, tanto él como su compañero Bertolt eran los titanes que destruyeron el muro María hace cinco años. Reiner explico que el objetivo de su grupo era aniquilar a los humanos de las murallas y que la sola existencia de Eren podría representar una amenaza para ellos, por lo que le pidió que lo acompañará a su ciudad natal, Eren estaba confundido al principio y pensó que Reiner debía estar loco por el agotamiento, por lo que trata de hacerlo entrar en razón. Atónito, Eren observo como la herida de Reiner sanaba rápidamente, confirmando así las sospechas de la Legión.

Reiner se disponía a tomar a Eren por la fuerza y en ese momento Mikasa intento asesinarlo a él y a Bertolt, por desgracia solo logro activar las transformaciones de ambos. Reiner se trasformó en el Titán Acorazado y Bertolt se convirtió en una versión parcial del Titán Colosal, Bertolt capturó a Ymir y a otro soldado mientras que Reiner tomaba a Eren, quien logro transformase a tiempo en titán, iniciando así una sangrienta batalla.

Mikasa se alejó del muro para ayudar a Eren en su combate contra Reiner, mientras que Hanji ordeno a sus subordinados atacar a Bertolt, quien se comió a Ymir y al soldado después de atraparlos. Antes de que Hanji y los otros soldados pudieran cortar la nuca del Titán Colosal, este liberó una gran cantidad de vapor caliente, quemando y repeliendo a las tropas. Al ver que era imposible usar el EDM3D para acercarse al Colosal, Hanji decidió esperar una oportunidad y dividió al escuadrón en tres equipos, uno liderado por Rashad que mantendría vigilado a Bertolt, otro bajo el mando de Lauda que debía esperar órdenes y el ultimo comandado por ella misma, el cual se encargaría del Titán Acorazado.

Los ataques de Eren contra Reiner resultaban inútiles debido a la gruesa piel del Titán Acorazado, hasta que recordó uno de los movimientos de combate que Annie le enseñó, el cual fue lo suficientemente efectivo como para arrancarle un brazo a Reiner. Con el Titán Acorazado temporalmente abatido, Eren se reunió con el equipo de Hanji y se ideo un plan para destrozar las piernas de Reiner con el fin de inmovilizarlo, Reiner desprendió parte de su armadura para ganar más velocidad y poder aturdir a Eren al embestirlo. Eren se agarró al cuello del Acorazado, logrando someterlo y ganando ventaja sobre él, Mikasa aprovechó el momento para cortar la parte trasera de las rodillas de Reiner y entorpecer aún más sus movimientos, mientras Eren comenzaba a romper la sección de la armadura que protegía la nuca del Titán Acorazado.

Ante su inevitable derrota, Reiner desesperadamente se arrastró hasta el lugar donde se encontraba el Titán Colosal y luego envió un grito de auxilio a Bertolt, quien en respuesta, se dejó caer del muro e impactó sobre Eren y Reiner, provocando una fuerte explosión que noqueo a los miembros presentes de la Legión de Reconocimiento y las Tropas Estacionarias. En medio del caos, Reiner consiguió levantarse y procedió a separar a Eren de su cuerpo de titán. Bertolt emergió del Titán Colosal con Ymir inconsciente y portando el EDM3D del otro soldado, se montó sobre el hombro del Acorazado y junto a sus rehenes, huyeron del lugar.

El Rescate Editar

Erwin se reunió con el comandante Pixis en el distrito Trost para discutir la situación del día anterior, los refuerzos de la policía militar, titubeando, llegaron a Trost para ayudar a la legión de reconocimiento en la crisis. El mensajero de las tropas estacionarias llegó al lugar y entregó un reporte de lo ocurrido, informando que no se encontró ningún agujero y que tres de los reclutas presentes eran titanes. Erwin congregó a todos los soldados presentes a excepción de Levi (debido a su lesión) y de inmediato se trasladó al lugar donde estaba Hanji.

Cinco horas después de la batalla, los refuerzos de Erwin se reunieron con el equipo de Hanji, quien estaba herida por la explosión. Al no poder participar en la persecución, Hanji le dio instrucciones al equipo de dirigirse a un bosque ubicado al suroeste, sospechando que Reiner y Bertolt descansarían allí hasta que el sol se pusiera y pudieran continuar su viaje en la noche. Tras ello, el equipo de Erwin partió hacia el territorio de los titanes.

En mitad del bosque, Reiner y Bertolt se encontraban descansando tras lo ocurrido. Eren e Ymir aún estaban recuperándose de la batalla, ese momento cuestionaron a los traidores sobre sus motivos, pero no obtuvieron información que valiera la pena. Reiner manipuló a Ymir para que se uniera a ellos en su viaje de regreso a su ciudad natal utilizando a Historia como pretexto, poco después observaron varias señales de bengalas disparadas por la legión de reconocimiento y rápidamente tomaron a Eren e Ymir para escapar. Jaeger trató de resistirse pero Reiner consiguió dominarlo y para impedir que huyera, lo ató a la espalda de Bertolt.

Cuando los soldados se adentraron en el bosque, Ymir sospechó que Historia estaba participando en el rescate y les exigió a Reiner y Bertolt que la dejaran ir en su búsqueda para traerla y llevarla con ellos, al principio se negaron pero Ymir consiguió persuadirlos y de mala gana, Reiner le permitió ir. Los militares avistaron a Ymir (quien se había convertido en titán) y sorprendidos, vieron como capturaba a Historia al llevársela a la boca. Ymir consiguió reunirse con Bertolt y Reiner, quien se transformó en el Titán Acorazado mientras salía del bosque.

Erwin rápidamente ordeno a sus hombres tomar a sus caballos y perseguir al objetivo en terreno abierto vigilando al mismo tiempo que los titanes no entorpecieran la operación, más adelante, Ymir liberó a Historia y le explicó sus motivos para unirse a Reiner y Bertolt. Aun con sus dudas, Historia decidió creer en las palabras de Ymir, luego Mikasa llegó al lugar y trató de asesinar a Ymir por sabotear el rescate de Eren pero Historia se lo impidió.

Todo intento de liberar a Eren por parte de los perseguidores fue inútil debido a la intervención de los titanes, Reiner cubrió al rehén junto con Bertolt para evitar que fuese salvado por las tropas. Los antiguos miembros de la tropa 104 cuestionaron a Bertolt por sus acciones y aunque este respondió que tenían un objetivo que cumplir y por el cual se habían manchado las manos de sangre, aseguró que el tiempo que pasaron en la academia no fue del todo una farsa. A lo lejos, los soldados observaron como una horda de titanes atraídos por Erwin se acercaban a ellos.

Erwin dio la orden a las tropas de dispersarse para no ser alcanzados por los titanes, tras ello ordenó atacar y recuperar a Eren a como dé lugar. La legión de reconocimiento se lanzó contra los titanes mientras que los voluntarios de la policía militar se rehusaron a obedecer los mandatos de Erwin, a quien llamaron demente. Varios soldados trataron en vano de liberar a Eren y acabaron siendo devorados, al presenciar la carnicería perpetrada por los titanes, Bertolt se alteró y deseó que su misión acabara lo más pronto posible para poder volver a casa. En ese momento apareció Armin y recordando los sentimientos de Hoover por Annie, inventó un discurso en el que menciono como ella fue trasladada al distrito Utopia, donde estaba siendo torturada de una manera brutal. Bertolt notablemente afectado, se disponía a matar a Armin y al bajar la guardia, Erwin (quien perdió un brazo) liberó a Eren al cortar las cuerdas que lo mantenían atado a Hoover, Eren fue sostenido por Mikasa antes de caer al suelo e inmediatamente, Erwin dio la orden de retirada.

Las tropas comenzaron a retirarse del lugar y en una acción desesperada, Reiner empezó a arrojarles titanes para impedir que escaparan. Varios soldados cayeron de sus caballos en medio del caos, incluyendo a Eren y Mikasa, en el suelo observaron como el titán que devoro a Carla Jaeger en el pasado se acercaba a ellos. Hannes apareció e intentó vencerlo para así vengar a la difunta Carla. Sin embargo, todo fue en vano y Hannes acabó siendo devorado por el titán. Tras presenciar su muerte, Eren rompió a llorar al darse cuenta de que su entrenamiento en la academia no había cambiado las cosas y seguia lamentandose mientras observaba como muchos hombres eran comidos por los titanes. Mikasa trató de consolarlo mientras le agradecía por todo lo que había hecho por ella, Eren recobró el deseo de luchar aun si no podía usar su poder en esas circunstancias y llevado por la desesperación, golpeo la mano del titán. Él pone toda su ira y odio hacia los titanes en ese golpe, entonces, muchos titanes obedecen al puño de Eren y comienzan a despedazar al titán que devoró a Carla Jaeger.

Erwin notó el comportamiento anormal de los titanes y no descartó la oportunidad para ordenar la retirada. Reiner y Bertolt se dieron cuenta de que la “coordenada” que estaban buscado estaba en poder de Eren y por ello intentaron secuestrarlo nuevamente, Eren les gritó que no se acercaran y amenazó con matarlos en el futuro. Inconscientemente, envió de nuevo a los titanes a atacar a su objetivo y ante esta situación, Reiner y Bertolt se vieron obligados a retirarse. Ymir e Historia se disponían a marcharse junto a las tropas y la primera al ver como Braun y Hoover se hallaban en dificultades, decidió ir en su ayuda y acompañarlos en su viaje, no sin antes despedirse de Historia.

En la noche, los sobrevivientes de la operación se reagruparon sobre el muro Rose y los heridos fueron enviados a recibir atención médica. Eren, Jean y Armin se encontraban discutiendo sobre el resultado de la misión y la posibilidad de que haya sido Jaeger quien controló las acciones de los titanes en ese momento. En el distrito Shiganshina, Reiner, Bertolt e Ymir se encontraban descansando sobre la muralla mientras ella explicaba que decidió ayudarlos para regresarles lo que les arrebató en ese entonces (refiriéndose a la muerte de Marcel) y que además, ella sabe cómo se sienten y conoce su situación, entonces Bertolt le agradece y se disculpa con ella. Finalmente Ymir menciona que "no está mal ser una diosa".

Hechos posteriores Editar

NavegaciónEditar

[ Fuente ] Sucesos Históricos
Línea de Tiempo Cronología
Conflictos mayores Gran Guerra de los TitanesOperación de la isla ParadisCaída de la Muralla MaríaGuerra entre Marley y el Medio Oriente
Conflictos menores Operación de reconquista de la Muralla MaríaExpedición Nº 34 fuera de los murosBatalla del Distrito TrostExpedición Nº 57 fuera de los murosRedada en el Distrito StohessInvasión de la Muralla RoseGolpe de Estado militarBatalla del Distrito Shiganshina

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar